viernes, 3 de julio de 2009

Basta para mi!

Y no, no juego más. Me pudriste. Todas me pudrieron. Porque me cansa tener que explicarte las cincuenta mil decisiones que tomé en el día para que me dejes vivir en paz y la cortes con las preguntas retóricas. Porque todas tus dudas son para mi, nada de cuestionarte tus acciones o tus historias. La culpa, ante todo, afuera.
Y claro, afuera estoy yo.
Ma qué piedra libre ni ocho cuartos; yo me voy a hacer la mía.
Avisame cuando se te pase lo pendeja.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien!, te faltaba ese "carajo, mierda!, asi no!!!".

cafecortadocontresdeazucar dijo...

Por algo sos mi amiga

te aplaudo querida!

¨ce_ dijo...

Muy Mirta, no?

:P