jueves, 17 de junio de 2010

Magnifier

¿Se me fueron las ganas o ya no me importa?
Sea lo que sea, volví a uno de esos períodos en los que hago poco más que observar.
Colgué el libro, no fui a meditar, no fui a yoga...
Está bien, tuve mis razones... Pero tuve días de comer sano e, inmediatamente después, atacar el delivery con fruición.
"¿Qué te está pasando, Ce?", preguntaría madre.
Y, pasa que te extraño, vieja. Y pasa que la extraño a la abuela también. Recién veía una foto que tengo a mano de ella y estaba tan linda... Estábamos las tres tan lindas.
Me da algo de pena que la única foto en la que intentamos salir las tres, mostrando el triángulo matriarcal de esta familia, sea de esa época nefasta en la que yo usaba ortodoncia, pesaba 10 kilos más de los que no me hacía cargo, y tenía el pelo como Willy Wonka.
Extraño gustarme. Extraño querer cuidarme. Me extraño. Porque un cachito de mi se fue con cada una de ustedes, y me siento perdida. De a ratos más. De a ratos menos... Pero siempre fuera de foco.

8 comentarios:

Ana dijo...

Amo tu blog!!!

Zoquett dijo...

Eso es lo malo...dejar que las personas se lleven de a cachitos de nosotros. Llega un momento en que todos esos cachitos nos hacen mucha falta, y no sabemos donde encontrarlos.
Ánimo bonita :). Esto es un sube y baja, pero ya sabés que si pudiste subir un tiempo [aunque haya sido corto, no importa], podés volver a subir otra vez.

A.C. dijo...

Vas a poder volver a subir y estar en la plenitud de tus días. Se trata de confiar en vos misma, tener seguridad y hacer cosas que ames. Conectate con esa parte tuya que no encontrás, intentá buscarte en detalles... nada mejor que emprender ese proceso de búsqueda, vas a salir super nutrida.
Y extrañar a los seres queridos... es algo inherente a nuestra condición humana.
Te dejo un saludo y fuerza!

Martín Franco dijo...

Me gusta como escribes. Mucho.

Camiluch dijo...

Hermosa de mi corazon, bonita, querida amiga de la vida, te quiero...y si es inevitable, un poquito de vos se fue con ellas...pero porque debia ser asi.
Lo otro, no te lo digo mediante blog, te lo digo cuando te vea, pero sabes que? no te lo voy a decir con palabras, con mirarme y con silencio vas a saber lo que quiero decirte.

Te adoro.

C.

¨ce_ dijo...

Gracias Ana :)

Zoquet, esperemos que el ánimo se comporte cual flato de snorkelista. Abrazo y gracias.

Es cierto eso, A.C., de que siendo humanos no nos queda otra que extrañar... Últimamente estoy envidiando un poco a los personajes de ficción :S

Gracias Martín. Es uno de mis lugares de catarsis...

Prince! Tenemos que dejar de procastinar ese encuentro. Besote.

Lola is searching for fun... dijo...

Te tengo una noticia: los dolores del alma también pasan. Y se te va a pasar, de verdad. Seguramente, nunca se deja de extrañar, pero va a haber un momento en el que, sin darte cuenta, lo vas a empezar a hacer con la más enorme y bella de las sonrisas. El resto? No sé... El tiempo va limpiando esas heridas, y ayuda. Ojalá puedas conectarte con las cosas que más placer te dan así se te hace, aunque sea, un poquito más llevadero el mientras, que suele ser la parte más dura de todo. Abrazo!

¨ce_ dijo...

Gracias Lola :)